La influencia de los genes en los niveles de la vitamina B12

Actualizado: 20 may

La vitamina B12 es una vitamina soluble en agua que pertenece al grupo de las vitaminas B y está presente de forma natural en algunos alimentos, agregada a otros y disponible como suplemento. Debido a que la vitamina B12 contiene el mineral cobalto, los compuestos con actividad de vitamina B12 se denominan colectivamente "cobalaminas".

Solo puede ser sintetizada por microorganismos que se encuentran en nuestro colon. Por lo tanto, nuestro organismo no la produce y debe obtenerse de los alimentos que comemos, siendo solo los alimentos de origen animal los que suministran cantidades suficientes. Además, la absorción de B12 necesita un cofactor de las células parietales gástricas, llamado factor intrínseco. Luego es tomada por una proteína transportadora llamada Transcobalamina II, la cual ayuda a que la B12 circule por diferentes partes del cuerpo. Para la correcta absorción y circulación de la misma, el tracto gastrointestinal y su ayuda son vitales. Es por eso que las personas con problemas gástricos pueden tener problemas para absorber B12.


La vitamina B12 cumple las siguientes funciones en nuestro cuerpo:

  • Desarrollo, la mielinización y el funcionamiento del sistema nervioso central

  • Formación saludable de glóbulos rojos, reduciendo el riesgo de desarrollar anemia megaloblástica

  • Síntesis de ADN

  • Cofactor de dos enzimas: la metionina sintasa y la L-metilmalonil-CoA mutasa

  • Degradación del aminoácido leucina y del ácido propiónico y la remetilación de la homocisteína a metionina. Dado que los altos niveles de homocisteína se consideran un factor de riesgo para varias enfermedades, esta última función, junto con el ácido fólico y la vitamina B6 ayudan así a reducir este riesgo.


Un adulto sano promedio debe consumir 2,4 mcg de vitamina al día. Los alimentos que son una buena fuente de vitamina B12 son:

  • Huevos

  • Carnes (vacuna, pollo, pescado, vísceras)

  • Cereales fortificados

  • Leche descremada

  • Yogur

  • Queso


En muchos casos puede ser dificultoso o insuficiente el consumo de alimentos para cubrir la ingesta diaria recomendada y es necesario suplementar diaria o semanalmente, dependiendo de los niveles de B12 en sangre. La suplementación puede culminar con niveles adecuados reflejados en un laboratorio a los 2-3 meses o la misma se sostiene en el caso de llevar una alimentación vegetariana.


Los niveles normales de esta vitamina en la sangre son alrededor de 400-900 ng / mL. Los niveles inferiores a este pueden indicar una deficiencia de vitamina B12, pudiendo causar daños irreversibles al organismo. Entre las afecciones que genera la deficiencia de encuentran:

  • Fatiga y cansancio

  • Entumecimiento y hormigueo en brazos y pies

  • Pérdida de memoria y confusión

  • Anemia megaloblástica

  • Pérdida de apetito y pérdida de peso

  • Ictericia

  • Glositis, úlceras bucales

  • Dificultad para mantener el equilibrio

  • Cambios de humor

  • Alteraciones en la visión


Si se ha obtenido suficiente o más de los valores diarios recomendados de vitamina B12, una cierta cantidad se sigue almacenando en el hígado, pudiendo durar como reserva entre 3 y 5 años. En cambio, si se ha estado ingiriendo menos vitamina B12 de la que necesita, la reserva excedente se usa continuamente y comienzan a aparecer los signos de deficiencia solo después de un par de años.

La velocidad a la que se agotan los niveles almacenados depende de la capacidad de cada organismo para obtener y absorber vitamina B12.


Los factores no genéticos que afectan los niveles de vitamina B12 son:

  • Edad: después de los 50 años es más frecuente sufrir de gastritis atrófica, lo cual disminuye la absorción de B12.

  • Tipo de alimentación: la B12 está predominantemente en los alimentos de origen animal, por lo que las personas que llevan una alimentación vegetariana tienen un mayor riesgo de tener niveles más bajos de esta vitamina en sangre.

  • Trastornos gastrointestinales: tener enfermedades inflamatorias intestinales o que se hayan sometido a alguna cirugía gastrointestinal, no puede absorber suficiente vitamina.

  • Embarazo y lactancia: durante estas etapas la mujer requiere de mayor aporte de B12 para proveer a su hijo/a de la misma.

  • Medicación: existen algunos que interfieren en la absorción de B12, tales como la metformina, histamina y cloranfenicol.

  • Infección por Helicobacter pylori: es una bacteria que vive en el tracto digestivo y que puede afectar la producción del ácido gástrico y ciertas enzimas digestivas, que a su vez pueden afectar la absorción de vitamina B12 de los alimentos. Es importante estudiarse para detectar su posible presencia y tratarla.



Por otro lado, también existen asociaciones genéticas que interfieren en los niveles y la absorción de esta vitamina. El gen de la fucosiltransferasa 2 (FUT2) se encuentra en el brazo largo del cromosoma 19 y está asociado con la síntesis de la fucosiltransferasa 2. Esta enzima une la bacteria Helicobacter pylori a la mucosa gástrica, lo que afecta la absorción de vitamina B12 en el intestino. Se ha demostrado que las personas con la variante A para el marcador rs492602 están asociadas con una mayor secreción de la enzima FUT2, lo que aumenta la susceptibilidad a la infección por esta bacteria.

Según un estudio, se encontró una fuerte asociación entre el marcador rs492602 y los niveles plasmáticos de vitamina B12 en mujeres. Aquellas que eran homocigotas con el alelo G (GG) tenían concentraciones más altas de vitamina B12 en plasma que aquellas con otros genotipos FUT2 (AG, AA).

Por otro lado, también hay estudios que encontraron asociación entre los marcadores rs1801133 y rs1801131 del gen MTRR que codifica para la enzima Metionina sintasa y los niveles de vitamina B12 y homocisteína. Ser homocigota con el alelo A (AA), tienen una menor actividad de esta enzima y necesita más vitamina B12 para usar para poder continuar el ciclo de metilación correctamente. Como consecuencia, se incrementan los niveles de homocisteína, lo cual es perjudicial para la salud a largo plazo.


En el reporte "Vitaminas y minerales" en Salud y nutrición y “Metilación” en Prevención en Rewell, podrás encontrar cómo es tu genotipo con respecto a los niveles de vitamina B12 y abordar un manejo acorde en el plan de coaching de hábitos y nutrición.


 

Referencias:


1.National Institute of Health: Office of Dietary Supplements (2021). Vitamin B12. Recuperado en: https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminB12-HealthProfessional/

2.ScienceDirect: Journal&Books (2021). Vitamin B12. Recuperado en: https://www.sciencedirect.com/topics/agricultural-and-biological-sciences/vitamin-b12

3.Tanaka T, Scheet P, Giusti B, et al. Genome-wide association study of vitamin B6, vitamin B12, folate, and homocysteine blood concentrations [published correction appears in Am J Hum Genet. 2009 May;84(5):712]. Am J Hum Genet. 2009;84(4):477-482. doi:10.1016/j.ajhg.2009.02.011

4.Hazra A, Kraft P, Selhub J, Giovannucci EL, Thomas G, Hoover RN, Chanock SJ, Hunter DJ. Common variants of FUT2 are associated with plasma vitamin B12 levels. Nat Genet. 2008 Oct;40(10):1160-2. doi: 10.1038/ng.210. Epub 2008 Sep 7. PMID: 18776911; PMCID: PMC2673801.

5.Nagele P, Zeugswetter B, Eberle C, Hüpfl M, Mittlböck M, Födinger M. A common gene variant in methionine synthase reductase is not associated with peak homocysteine concentrations after nitrous oxide anesthesia. Pharmacogenet Genomics. 2009 May;19(5):325-9. doi: 10.1097/FPC.0b013e328328d54c. PMID: 19339913.


36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo